BLOG » 2018-12-01

Taller con David Williams, marzo 2019

Ashtanga yoga para el resto de tu vida

del 28 al 31 de marzo (4 días, 5 sesiones)
en Ashtanga Yoga Madrid

Una extraordinaria y única oportunidad para estudiar Yoga con el hombre que trajo la práctica de Ashtanga Yoga a occidente.

David Williams Gosia 2David Williams Gosia 1

 


PROGRAMA


- Jueves 17:30 pm - 20:00 pm

Charla y práctica.

Discusión sobre cómo David cree que el Ashtanga Yoga debería ser transmitido y practicado, en base a sus 45 años de práctica diaria y enseñanza.

Esta clase es la base para todos los estudiantes y, en particular, para los profesores, que buscan una comprensión más profunda de la globalidad del Ashtanga y la forma más beneficiosa de practicarlo y enseñarlo.

Práctica de la primera serie guiada por David.


-Viernes 17:30 pm - 20:00 pm

Charla y práctica

Continuación de la primera serie guiada en profundidad por David a través de explicaciones paso a paso.


-Sábado 10:00 am - 12:00 pm

Práctica.

Primera serie completa con menos interrupciones por parte de David salvo las posturas no cubiertas el día anterior.


-Sábado 16:00 pm - 19:00 pm

Charla y práctica.

Historia del Yoga. Descripción histórica de Ashtanga Yoga a través de los viajes y aventuras de David que supusieron la llegada de Ashtanga Yoga a America y su propagación por el mundo.

Introducción y práctica de Ashtanga Yoga Pranayama guiada por David, según las enseñanzas de Pattabhi Jois.

-Domingo 10:00 am 12:00 pm

Práctica.

Introducción a la segunda serie de manera que todos los niveles puedan probarla y disfrutarla.

Segunda sesión de Ashtanga yoga Pranayama guiada por David.



PRECIOS:

Taller completo: 250 euros

220 euros pago anticipado, hasta el 28 de febrero

A aquellos que no puedan participar del taller completo, David les anima a asistir a la clase del jueves.

Clase del jueves: 55€. Resto de clases: 60€.


Reserva tu plaza!



Sobre David Williams


David 5

David Williams ha practicado Yoga a diario, sin interrupción, desde 1971.

En 1972, David conoció a Manju, el hijo de Pattabhi Jois y le vio hacer una demostración de la Primera Serie de Ashtanga. Fue en el Ashram de Dr. Swami Gitananda's Ananda en Podicherry, al Sur de la India, donde David completó una certificación como profesor de Yoga de 6 meses de duración.

En 1973, David empezó a estudiar Ashtanga Yoga con K. Pattabhi Jois en su casa de Mysore, convirtiéndose en el primer occidental que recibió las enseñanzas del método de Ashtanga Yoga de asanas y Pranayama directamente de Jois.

David fue quien introdujo a K. Pattabhi Jois y Manju tanto a America como a Occidente cuando, junto con Nancy Gilgoff, organizó y patrocinó su primera visita en Encinitas, California en  1975.

David es el responsable de la enseñanza de Ashtanga Yoga a muchos de los principales profesores y practicantes actuales. Entre ellos, David Swenson, Doug Swenson, Danny Paradise, Bryan Kest, Jonny Kest, Cliff Barber, Clifford Sweatte, Andrew Eppler, y Kathy Cooper

David tiene 65 años. Es licenciado por la Universidad de Carolina del Norte y ha vivido en la isla de Maui, Hawaii. Desde 1976,  imparte clases en grupo o particulares bajo cita




early years
L-R: David Williams, David Swenson       ,
Guruji, Nancy Gilgoff. Encinitas CA '75
Amma & Guruji
Mysore, India '77
Guruji, Manu Jois & David Williams.
Encinitas CA 1975

 



Lo que otros dicen sobre el taller:


Hola David

Estaba pensando en escribirte ahora que tengo la oportunidad.

Disfruté profundamente del taller y me hizo muy feliz poder compartir la experiencia del Yoga contigo. Durante muchos años, me he cuestionado la forma en la que el ashtanga se estaba enseñando. Me entristecían tanto las lesiones como el mal nombre que el ashtanga tenía en la comunidad Yogi.

Empecé Yoga para encontrar la libertad y un día, mire a mi alrededor y me di cuenta de que estaba rodeado por un sistema rígido y lleno de doctrinas y dogmas.

Escucharte decir a tí…la “leyenda del Ashtanga Yoga”…”si te duele, lo estás haciendo mal”, “debería ser maravilloso” o “la persona que más lo disfruta hoy es la que seguirá practicando mañana” fue tan refrescante como importante para mí.

Me has inspirado para practicar a diario durante el resto de mi vida, amando mi práctica y dotándola de realidad

Gracias

Aloha, compañero

Mark

 


Una carta abierta a la comunidad española de Ashtanga yoga

Saludos desde Maui!


David y GerryCuando enseño Yoga, siempre recuerdo que hay ciertos principios, basados  en mi experiencia personal, observación y práctica ininterrumpida, que afectan a la forma en la que el Ashtanga debe ser enseñado y practicado. Considero importante compartirlos en mis clases.

Principalmente, espero que puedas aprender de mí que, a lo largo de tu práctica “si duele, lo estás haciendo mal”

A lo largo de los años, he observado a muchas personas haciéndose daño a sí mismos y a los demás. La práctica de Yoga puede ser (y debe ser) placentera desde el principio hasta el final.

Los elementos importantes son mula bhanda y la respiración. Con la práctica diaria, es inevitable que uno se vuelva más flexible.

He aprendido de mi propia práctica y de la observación que empujar tus propios límites para llegar a una postura, puede traer consigo una lesión, lo que significa que hay que reposar para que la lesion se recupere y así poder reanudar la práctica.

Esta secuencia de acontecimientos no sólo es desagradable, sino contraria a mi creencia de que, a través de una práctica tranquila, constante y diaria, uno puede alcanzar mayor flexibilidad generando el propio calor interno que le permite a uno relajarse en las posturas (en lugar de forzarse para llegar a ellas)

He observado que este método, más tranquilo y estable, no sólo es más saludable, sino que te permite desarrollar una flexibilidad superior y de mayor duración a aquella que es forzada.

Desafortunadamente, como muchos ya habréis comprobado, ir más allá de los límites propios, puede traducirse en tener que restringir o acortar la práctica durante el periodo de recuperación.

Este ciclo, en lugar de llevarnos a las experiencias placenteras que intento inculcar y que son necesarias para que la práctica sea para toda la vida, puede ocasionarnos asociaciones de ideas desagradables con la práctica.

En mi taller, quiero enseñaros a cada uno de vosotros cómo hacer las series de Ashtanga para toda la vida es una experiencia totalmente placentera.

Sospecho que, cuando visteis la práctica por primera vez pensásteis “si yo hiciera ésto, sería estupendo para mí!” Habéis observado la práctica y habéis querido llevarla a cabo. La clave es que seais capaces de continuar practicando para el resto de vuestra vida

A lo largo de 45 años de observación de miles de personas practicando Yoga, me he dado cuenta de que quienes continúan son aquellos que son capaces de hacer de la práctica algo agradable. Esperan con ganas su práctica diaria y nada les lleva a no disponer de tiempo para la misma. Se convierte en el momento más placentero del día. Los otros, consciente o inconscientemente, lo dejan. Es mi objetivo hacer todo lo posible para inspiraros con el fin de que establezcais vuestra práctica de Yoga, no solo esos días que estamos juntos sino el resto de vuestra vida

En Segundo lugar, espero poder compartir con vosotros mi creencia de que Yoga no es aumentar la fuerza y la flexibilidad

Una mayor fuerza y flexibilidad son simplemente los resultados y beneficios naturales de una práctica diaria. Mientras que una dosis extra de flexibilidad y fuerza son beneficios aparentemente importantes del Yoga, creo que los fines de la práctica son la realización personal y mantenerse equilibrado y sano a diario. La salud es tu principal riqueza. El ADN del cuerpo sabe como curarse y necesita energía. La revitalizante y rejuvenecedora práctica de Yoga puede ser la fuente de esta energía.

Por ultimo, espero que puedas darte cuenta de que mi taller es para todo el mundo y todos los niveles. En ocasiones me preguntan si alguien “es bueno en Yoga”. Rápidamente respondo que el mejor Yogi no es el más flexible, sino el que más se focaliza en lo que está haciendo, el que aplica mulabandha con más intensidad y respira más profundamente.

Asisto con cierta tristeza a personas que “compiten con su práctica de Yoga”. También observo que otros se desaniman con su práctica pues sienten que se trata de una competición y les preocupa no poder legar a hacer su práctica con la flexibilidad y las  aptitudes de los más avanzados en las series.

Mi objetivo es transmitir la idea de que el mejor Yogi es quien más disfruta con su práctica y no el que puede conseguir la última postura.

Es mi creencia y espero transmitirosla que, en vuestra práctica de esta meditación en movimiento, lo que es realmente importante, es lo invisible para el observador… lo que está dentro de cada uno de vosotros.

Creo en el Yoga. Y creo que cualquiera que lo desee puede practicar Ashtanga…tal vez con ciertas modificaciones, de forma que la práctica sea totalmente placentera.

Durante años he pensado, si alguien me dijera “tienes 15 minutos o 1 hora para hacer algo bueno para tí mismo. Puedes usar pesas, bicicleta o lo que sea” empezaría a hacer los saludos al sol de Ashtanga y la primera Serie.

Si alguien pudiera enseñarme algo mejor, estaría dispuesto a aprenderlo. A lo largo de mis más de 45 años de búsqueda, he aprendido 5 o 6 sistemas de práctica de Yoga.

He de decir que, para mí, no hay nada mejor ni física, ni mental ni emocionalmente que el Ashtanga Yoga.

Ojalá tú sientas lo mismo después de nuestros días juntos.

Aguardo el momento de compartir mi práctica y experiencia contigo.

David 3David 1David 2

David 4 recorte